Unión hipostática

De Jesus de Nazaret

"El Salvador", de Andrei Rublev (1410). Icono de Cristo.
"El Salvador", de Andrei Rublev (1410). Icono de Cristo.

La Unión Hipostática (del griego ὑπόστασις, hipóstasis, que significa "esencia") es un término técnico de la teología cristiana que se usa para indicar que lo humano y lo divino están unidos en la persona de Cristo. El término "unión hipostática" se convirtió en oficial en el Concilio de Calcedonia, donde se afirmaba que las dos naturalezas de Cristo (divina y humana) están unidas en una sola persona.[1]

Uso de Hipóstasis

El término hipóstasis tenía un uso técnico anterior al debate cristológico de los siglos cuarto y quinto. Antes de ser utilizado por los cristianos, esta palabra fue usada por los filósofos griegos (principalmente los estoicos).[2][3] El término tuvo algún uso en el Nuevo Testamento, lo que indica la antigüedad del conocimiento técnico de la palabra; especialmente en Hebreos 1:3.[4] El Cristianismo empezó a usar el término cuando el Primer Concilio de Nicea definió la Trinidad como tres personas ("hipóstasis") con una esencia ("ousía"). Su uso fue en el contexto de los debates trinitarios sobre Cristo.

Desarrollo de la Unión Hipostática

Apolinar de Laodicea fue el primero en usar el término hipóstasis para intentar entender la Encarnación de Jesús.[5] Apolinar describió la unión de lo divino y lo humano en Cristo como algo de una naturaleza única y con una esencia (hipóstasis) única.

Teodoro de Mopsuestia, por contra, argumentaba que en Cristo había dos naturalezas (humana y divina) y dos hipóstasis (en el sentido de "esencia" o "persona") que coexistían.[6]

El Credo de Calcedonia estaba de acuerdo con Teodoro en que había dos naturalezas en la Encarnación. Sin embargo, el Concilio de Caldedonia también insistía en que la hipóstasis solía usarse en el sentido de la definición trinitaria: con el significado de "persona" y no de "naturaleza" (como decía Apolinar). Por tanto, el Concilio declaró que en Cristo había dos naturalezas, cada una de las cuales retenía sus propiedades y juntas se unieron en una subsistencia y una única persona.[7]

Como la naturaleza precisa de esta unión es algo que desafía la comprensión finita humana, el término "unión hipostática" también se relaciona con la expresión alternativa "unión mística".

Quienes rechazaron el Credo de Calcedonia fueron conocidos como "monofisitas", debido a que creían que Cristo solo tenía una naturaleza. La aceptación de la unión hipostática fue descrita por estas personas como una Cristología diofisita (del griego "dos naturalezas"). Relación con: términos sobre Jesús de Nazaret, naturalezas de Cristo, Jesús hombre-Dios, Jesucristo humano-divino.

Notas

  1. "Unión hipostática" en Diccionario Westminster de Teología Cristiana, ed. A. Richardson & J. Bowden. Philadelphia: Westminster Press, 1983.
  2. R. Norris, "Hipóstasis" en La enciclopedia del cristianismo primigenio, ed. E. Ferguson. New York: Garland Publishing, 1997
  3. Aristóteles, "Mund.", IV, 21.
  4. Otros usos de esta palabra requiere una interpretación diferente, por ejemplo en Corintios 9:4 y 11:17.
  5. Gregorio de Nyssa, Antirrheticus adversus Apollinarem.
  6. "Teodoro" en Diccionario Westmister de Historia Cristiana, ed. J. Brauer. Philadelphia: Westminster Press, 1971.
  7. Denzinger, ed. Bannwart, 148

Herramientas personales
sobre la web